Los sucesos de Valdesoto

En Valdesoto, Asturias, la sublevación del ejército nacional se aventuraba tranquila y sin demasiados sobresaltos. Sin embargo, la muerte de un alférez fue el detonante de algo bien distinto. Sucedió en 1938, cuando este militar partió del cuartel sin compañía alguna con la intención de cazar en los montes de Valdesoto. Aparecería muerto ese mismo día, con […]

Visto 97 veces6

Angelitos

Como camello que es, avanza cientos de metros sin beber ni una gota de agua (tan sólo echa un trago de su petaca de whisky). Tampoco es que camine por el puto desierto de Sonora, pero sin hidratarse puede llegar a ver los mismos espejismos que un mojarra clandestino antes de cruzar la frontera. El […]

Visto 150 veces11

Olvídalo

Si pudiera decírtelo sin tener que contártelo si pudiera hablar sin tener que hacerlo preferiría no abrir el pico punto. Pero si fuese preciso contártelo si que pueda hacerlo es tu deseo y si tuviera que verme con un visor si pudiera reconocerme tras la ventana a la que me asomo la ventana que me […]

Visto 248 veces13

Finjamos que es el fin

Manejaba su viejo Chevrolet con rostro nítido tras el volante. La piel seca y más arrugada que el codo de las momias, el corte del traje pasadísimo de moda, el habano escupiendo volutas fantasmagóricas… En fin, todo tal y cómo recordaba(mos). Y como más vale humo que niebla, a su paso ahuyentaba la calima con densas […]

Visto 334 veces19

Azzurro

Sócrates era un doctor fornido, un largo barbudo que también jugaba al fútbol con Brasil y que perdió dos tres contra Italia en el primer partidazo que recuerdo. Años más tarde, cuando estudié filosofía, supe que Sócrates también había sido un filósofo. Así que el futbolista médico que perdió contra Italia no era el mismo […]

Visto 419 veces18

«¡ZAS!»

Enfrentarse al libro no fue nada sencillo pues aquel objeto parecido a un fexo lúndico no obedecía a su voz ni a sus ojos. Había que cogerlo con las manos. Lo abrió por una página cualquiera porque no recordaba que debía abrirse por la primera. Sabía que el lenguaje escrito había existido en el mundo […]

Visto 549 veces33

El ruido de las moscas

Le vendan los ojos para evitar que enloquezca antes de tiempo. Le colocan un cigarrillo encendido en la boca como última voluntad. Por un momento me abruma ese rostro inmóvil e imperturbable, tan atrayente como el mejor cebo. Me invade un sudor frío y el aire se queda petrificado dentro de mí. Puede que aún […]

Visto 420 veces22

Por el camino del medio

Creí que nada podía ponerse en medio de lo que yo quisiera. Que todo era para mí por ser yo. Anoté mis sentimientos como un idiota orgulloso y pensé que bastaba con chascar los dedos para tenerlo todo, que todo lo que se me negaba acabaría por encontrarme. Me convencí, además, de que entre mi cabeza […]

Visto 685 veces18

Spasibo!

Fidel se había afeitado la barba. Mejor dicho: se la habían afeitado con la disculpa de hacerle una intervención maxilar -que no militar. Estaba dormido de esa guisa, lleno de marcas rosáceas en la cara, transmitiendo la misma sensación que un puercoespín aplastado en la carretera. Balbuceaba palabras inconexas y terminó por abrir los ojos […]

Visto 730 veces24

Incendio

Apenas tenía quince años cuando la conocí. Dentro de las tierras del amo ocupábamos una pequeña parcela cercana al río, a pocos metros de los alambres de la finca. Nuestra labor básica era abastecer de leña seca la chimenea del señor. Por eso mi casa materna almacenaba troncos por todas las esquinas y por eso […]

Visto 1.136 veces21

Les diré lo que ustedes quieran

Cualquiera puede despertarse siendo un papagayo. Lo dicta la naturaleza: ahora eres hombre, ahora un monstruoso insecto, ahora un papagayo que no deja de sacudir la cabeza ante el espejo y que al rato, atraído por los objetos brillantes, echa a volar desde la ventana. Soy un papagayo de casi dos metros de altura y creo que […]

Visto 1.539 veces32

Mi posición exacta

Si en esta vida llegan a escuchar “que Dios les bendiga” en boca de alguien que se niega a soltar el timón, creo que pueden darse por satisfechos. Un capitán que se hunde con su barco es menos común que un pingüino en el desierto. Y si además éstas no son las últimas palabras que oyes, o sí, […]

Visto 1.306 veces37