Los sucesos de Valdesoto

En Valdesoto, Asturias, la sublevación del ejército nacional se aventuraba tranquila y sin demasiados sobresaltos. Sin embargo, la muerte de un alférez fue el detonante de algo bien distinto. Sucedió en 1938, cuando este militar partió del cuartel sin compañía alguna con la intención de cazar en los montes de Valdesoto. Aparecería muerto ese mismo día, con […]

Visto 216 veces7

Ni un sueño tranquilo

El primer ministro vio a un cortejo de brujos en torno a una olla apestosa y (embriagado por completo) se acercó a por la parte de poción que le correspondía. Después iniciaron una marcha marcial hacia el país en ruinas en el que ya no había hombres que construyesen casas ni hombres que se quedasen […]

Visto 177 veces13

Angelitos

Como camello que es, avanza cientos de metros sin beber ni una gota de agua (tan sólo echa un trago de su petaca de whisky). Tampoco es que camine por el puto desierto de Sonora, pero sin hidratarse puede llegar a ver los mismos espejismos que un mojarra clandestino antes de cruzar la frontera. El […]

Visto 216 veces12

Extraordinario hombre terrestre

Los tipos que alcanzan la luna y regresan para contarlo nunca podrán ser poetas, pues necesitan regular el oxígeno para no quedarse sin aliento, controlar la presión del traje espacial para tener éxito en su misión y un largo etcétera de cuestiones semejantes que los líricos no practican. Tener que ceñirse a los dispositivos del […]

Visto 473 veces20

La magnitud del eclipse

Por primera vez en sus 20 años de vida el satélite Maslow se averió por un exceso de radiación en el cinturón de Van Allen. Fue un hecho sin precedentes que dejó completamente translúcidas nuestras pantallas de grafeno. Las microondas quedaron fulminadas en la ionosfera y los nanochips de la facultad no recibían señal alguna. […]

Visto 692 veces48

El ruido de las moscas

Le vendan los ojos para evitar que enloquezca antes de tiempo. Le colocan un cigarrillo encendido en la boca como última voluntad. Por un momento me abruma ese rostro inmóvil e imperturbable, tan atrayente como el mejor cebo. Me invade un sudor frío y el aire se queda petrificado dentro de mí. Puede que aún […]

Visto 476 veces22

Una velada magnífica

Sólo los elegidos deciden su muerte y se convierten en héroes. Por eso redactó su propia esquela y a hurtadillas pegó copias por el pueblo. ✞ Sr. Fulanito de ***, criatura de Dios, nieto, hijo, esposo, padre y abuelo (tirano y opresor) decidió acabar con su vida hoy mismo, en un acto generoso que conocerán durante el […]

Visto 639 veces22

Por el camino del medio

Creí que nada podía ponerse en medio de lo que yo quisiera. Que todo era para mí por ser yo. Anoté mis sentimientos como un idiota orgulloso y pensé que bastaba con chascar los dedos para tenerlo todo, que todo lo que se me negaba acabaría por encontrarme. Me convencí, además, de que entre mi cabeza […]

Visto 732 veces18

La patita

La próxima vez que me la pidan la voy a dar a la primera, sin sacar la lengua como un idiota y mirando para otro lado con desdén. Así  comprenderán que no la doy por gusto, sino porque no puedo evitar no darla. «¡Mal hecho! – dirán algunos tirando de manual -, hay que tener […]

Visto 1.242 veces24

Únete a él

Su peor enemigo tiene su mismo nombre. A fuerza de repetirlo y maldecirlo se ha olvidado de semejante coincidencia. Y al recalar en este importante detalle y, a la vez, darse cuenta de que nunca, jamás, ha creído en las coincidencias ni en las casualidades, comprende que los nombres que son únicos sirven para esclarecernos […]

Visto 869 veces26

Lo que más extraño es mi sombrero

Era un sombrero de copa alta, hecho de piel de castor y de dimensiones extraordinarias. En un doble fondo ocultó siempre documentos inconfesables y dinero de dudosa procedencia. Pertenecía a un tipo desgarbado, de seis pies de alto, cuya sombra hacía desmayar a las damas, llorar a los niños y aullar a los perros. Pasado […]

Visto 974 veces22

Spasibo!

Fidel se había afeitado la barba. Mejor dicho: se la habían afeitado con la disculpa de hacerle una intervención maxilar -que no militar. Estaba dormido de esa guisa, lleno de marcas rosáceas en la cara, transmitiendo la misma sensación que un puercoespín aplastado en la carretera. Balbuceaba palabras inconexas y terminó por abrir los ojos […]

Visto 764 veces24